Made in Jamaica (Jerome Laperrousaz, 2006) nos enseña cómo la gente de Jamaica, un país con una historia de esclavitud y con una fuerte presencia de violencia, usa la música para expresar sus sentimientos y para empoderarse ante la injusticia.

 

Es un documental sobre la vida de los habitantes de esta pequeña isla del Caribe, con presentaciones en vivo y entrevistas a fieles exponentes: Gregory Isaacs, Elephant Man, Bunny Wailer, Bounty Killer, Lady Saw, Toots y Capleton. Semejantes nombres dejan ya de por si satisfechos a quien vea el film. La vida del ghetto, la lucha de los que menos tienen y la salida que encuentran en la música, es lo que representa y viven estos artistas, que han logrado crecer a base de esfuerzo y talento. También aparecen una nueva escuela de dancehall/ragga, otros artistas y personajes, mostrando que el género está más vivo que nunca.