En los últimos tiempos, algunas voces de la industria musical han estado diciendo que el dancehall está en su lecho de muerte. Algunos críticos han culpado a los productores, alegando que se estaban haciendo demasiados ritmos de hip-hop.

En el último año los productores parecen haber cambiado de rumbo, fabricando nuevos ritmos con  elementos auténticos del dancehall original, en algunos casos sampleando melodías e instrumentos de clásicos de los noventa.

Algunos ritmos de éxito del dancehall contemporáneos como “Bumaye” del Major Lazer, “Toasted” de TJ Records, “Reverse It” de Head Concussion, “Pepper” de Big Ship Records, “School Fee“ de Sub Konshus y “School Bag “ de Cashflow Records, son sólo algunos de los que han estado nutriéndose de los sonidos originales del dancehall.

Sin embargo, a pesar de los encomiables esfuerzos de los productores de la nueva escuela, el género todavía está en el punto de mira por otra razón. Ahora las críticas apuntan directamente a los cantantes. Sugieren que los artistas no están escribiendo contenido sólido acerca de temas serios, sino que están inundando el mercado con música volátil, predominantemente orientada al baile y al sexo.

Hubo un tiempo en el que el dancehall hablaba de una gama más amplia de temas como la pobreza, la opresión y la esperanza, y examinaba cuestiones morales, aunque el sexo y la violencia seguían presentes en las letras.

El Sunday Gleaner habló con el productor de dancehall DJ Neil, quien sugirió a los artistas que profundizaran en nuevos temas. Según el productor, durante una sesión típica de grabación de dancehall, puede adivinar de qué va a cantar un artista antes de escuchar la canción.

“Necesitamos una gama más amplia de temas en el dancehall… algo que se salga de lo común. Cada vez que un nuevo ritmo sale se utiliza para cantar sobre violencia o mujeres. Algunas veces podemos dar a un artista la idea que tenemos para el ritmo, pero en la mayoría de los casos, los artistas son los que desarrollan sus propios conceptos “, dijo.

Keron Rowe, director de entretenimiento de Just for Peace International, cree que los artistas de dancehall están deliberadamente escribiendo sobre unos temas tan limitados porque quieren encajar con los demás en el movimiento. Cree que la búsqueda de un hit rápido es la razón principal de la falta de progreso lírico en dancehall contemporáneo.

Rowe se refirió a los artistas veteranos del dancehall, tales como Tony Rebel, como profesores líricos, que ayudaron a promover normas morales a través de la música dancehall.

“Nos dicen que tenemos que complacer a esta nueva generación de jóvenes que no están interesados ​​en el contenido social, sino en lo salvaje, lo sucio y lo obsceno. Así que para llegar a ser popular, aunque no lo quieran, los artistas deben hablar sobre estos temas. El sexo vende, y esto no es un asunto de broma “, dijo.

El gerente de entretenimiento también culpó a la sociedad por crear un entorno hipersexualizado a través de los medios para estimular el consumo. Lo que cree que ha impactado negativamente en las formas artísticas que influencia.

“Usamos chicas sexys en casi todos los productos que queremos vender. Eso atrae a los ricos y famosos, así que si queremos permanecer en el negocio, tenemos que atraer a los que tienen el dinero. Por lo tanto, tenemos cada vez menos personas que están promoviendo decencia. Creo que los medios de comunicación tienen un papel importante para corregir lo que ha ido mal durante tanto tiempo “, dijo.

Revivir el dancehall, explicó Rowe, necesitará un esfuerzo de colaboración de padres, profesores, políticos y casi todos los que participan en la formación de la sociedad.

“Tendremos que poner en marcha una buena educación pública y conseguir a la gente adecuada para hacer el trabajo, ya que hay muchos lobos con piel de cordero. No podemos seguir protegiendo a los malhechores, especialmente cuando estas personas ejercen tanta influencia en la sociedad “, dijo.

El veterano artista de dancehall Mr.Vegas también compartió una opinión similar. Mr. Vegas cree que los artistas serán más respetados si hacen música con unas líricas más sólidas, preferiblemente de contenido social. Sin embargo, también admitió que sería una tarea ardua conseguir que la industria musical trabajara en el mismo sentido.

Como resultado de esto, Mr.Vegas anima a los artistas a utilizar las redes sociales para promover su material, ya que el mundo es igual de receptivo a los materiales que vienen de internet.

El veterano artista Imperial, también conocido por Alley Cat, que recientemente produjo un álbum llamado Dancehall Knowledge Volume 3, dijo a The Sunday Gleaner en una entrevista que estaba muy preocupado por el contenido del dancehall porque todo el mundo usa letras similares. Imperial dijo que su álbum apuntaba a varios temas sociales porque quería mostrar a la nueva generación de artistas que el dancehall es una poderosa herramienta.

Algunos artistas dancehall se han atrevido a diferenciarse en los últimos tiempos hablando de asuntos importantes. Agent Sasco, también conocido como Assassin, tiene un nuevo single llamado Day In Day Out que habla sobre la supervivencia a pesar de las dificultades y el poder del optimismo; Twin of Twins con un tema llamado Tessanne, que pone el foco de atención en las cuestiones sociales y políticas de Jamaica; Y el Wrong Priority de Bugle, que denuncia la violencia, la cultura del badman en Jamaica y los jóvenes sin ambición.

Bugle, por ejemplo, critica la cultura popular cuando canta:

How come man a buy weed and can’t buy food?

Man a buy shot and can’t buy shoes?

Get up everyday nah try fi mek hay

And a blame politician with a bag of excuse

El consevardor de Museo de Música de Jamaica, Herbie Miller, también quiere que los artistas contemporáneos se centren en temas fuera de lo ordinario para incluir información sobre el calentamiento global y los desastres naturales.

“No podemos simplemente estar haciendo música porque sí. Si no hubiera sido por la música, este país estaría en llamas como muchos otros países en el mundo”, dijo Miller a The Sunday Gleaner recientemente.

 

Fuente : Jamaica Gleaner
Adaptación y traducción :  Dani Dominguez